Acusado de matar niño en el Isabelita ayudó a apagar el fuego que él mismo provocó, pero dice que no recuerda nada

«Lo sucedido pasó, pero ya no sé cómo devolverlo hacia atrás, porque ya estoy amarrado por lo que hice”, fueron las expresiones de Miguel Ángel Rosa Jiménez (El Negro), luego de que un tribunal de Santo Domingo Este, le dictara tres meses de prisión preventiva, acusado del asesinato del niño Leonardo Montero, de diez años, hecho ocurrido en el Ensanche Isabelita.

Rosa Jiménez, de 28 años de edad, quien vestía un t-shert  rojo, con un pantalón corto color rojo y gris, tras admitir los cargos asegura que no recuerda nada porque estaba bajo los efectos de las drogas.

“Yo tenía tres días consumiendo y es tan tal que prendí fuego a la casa y a mí me dicen que la casa estaba prendida, y yo mismo no lo creía porque no estaba en mi cávale, yo fui a pagar el fuego a la casa con varias personas y me mantuve ahí, entienden no estaba bien de mi cabeza, porque una gente que hace eso, lo primero que hace es correr de una vez”, enfatizó, tras su salida del Juzgado de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo, donde se dispuso su envió al penal de La Victoria por tres meses de prisión preventiva.

El imputado declaró que tenía tres días consumiendo drogas,  y que “hacía de to´”, trabajaba en colmados y que no estaba acostumbrado a hacer eso”. Fue entrevistado mientras se encontraba encerrado en la cárcel preventiva del Palacio de Justicia de la Charles de Gaulle, a pocos metros del tribunal móvil que funciona en un furgón.

La jueza Dolores Galay, al conocer la medida de coerción acogió el pedimento de prisión preventiva presentado por el fiscal adjunto Pedro Jiménez.

Al imputado de se le acusa de violación sexual cometida con tortura y acto de barbarie en perjuicio del menor de edad, asesinato con el uso de arma blanca del tipo cuchillo e incendio.

De acuerdo a la instancia de solicitud de medida de coerción el pasado 11 de febrero el imputado violó, asesinó e incineró parcialmente al menor, en una de las habitaciones de la vivienda ubicada en la calle Júpiter, No. 19, parte atrás, barrio El Hoyo de María, Ensanche Isabelita, donde vivía con su madre Mónica Montero Morillo y su padrastro Miguel Antonio de Los Santos Ramos.

Tras ser interrogado Carlos Andrés Araujo Vicente, vecino del menor asesinado, declaró que se encontraba encima de la casa de una vecina,  conectándose de la electricidad y que pasado el mediodía escuchó la voz de otra vecina que  gritaba desesperadamente, corran que se está quemando la casa de MONICA, (madre del hoy occiso).

Narró que corrió a ayudar a sofocar el fuego y que al llegar al callejón se encontró con Rosa Jiménez que venía corriendo sudado, con unos tenis en las manos  y vestido con una bermuda y sin camisa.

Declaró que le voceó al imputado para que le ayudara, pero que este no hizo caso y siguió corriendo y salió del callejón, luego al lograr entrar a la vivienda pudo ver al menor muerto con varias heridas de arma blanca en el pecho, con un trapo en la boca y quemado del pecho hacia arriba.

Detalló que al salir de la casa, vio al imputado encima de una casa que está al lado de la vivienda de su prima observando lo que los vecinos estaban haciendo y que luego de hablar con la madre del menor, es que ella le dice que el imputado en una ocasión había intentado violar al niño.

Además sostuvo que él no le dio importancia, al ver que el imputado estaba parado en el callejón, porque él acostumbraba a visitar la casa de Mónica.

Be the first to comment on "Acusado de matar niño en el Isabelita ayudó a apagar el fuego que él mismo provocó, pero dice que no recuerda nada"

Deja un comentario